EL VALOR DE ATREVERSE A SOÑAR

En repetidas ocasiones hemos hablado del cómo funciona la ley de la atracción en la vida y lo maravilloso de lograr enfocarse conscientemente en una meta con el objetivo de materializar tus pensamientos, pero en un principio todo esto se gesta a partir de un momento “madre”, un deseo muy profundo reflejado en tu imaginación de tal forma, que aún sin haberlo vivido puedes sentirlo como si hiciera parte de tu memoria, a eso que en algún momento le llamaste SUEÑOS.

Un sueño es aquella realidad ideal la cual generalmente crees que te haría feliz o al menos mejoraría tu existencia con base a tus intereses. Cada día más personas en el mundo dejan de soñar y convierten sus vidas en rutinas sin alma ni energía suficiente como para atreverse a ir por lo extraordinario, lo cual no está mal, dado que para eso hemos sido “programados”, pero finalmente compartimos muchos pensamientos en común ¿No crees? Pero ¿Y si nos atreviéramos a soñar realmente? ¿O si comenzamos a ver esta vida como un mar de posibilidades justo como lo hacen los niños? ¿Qué pasaría?

La respuesta es muy sencilla, si te atreves a soñar puede pasar una de dos cosas:

1. Qué tu sueño forme y haga parte de tu vida a tal punto que comience a generar momentos acordes a lo que deseas pero tal vez tu falta de enfoque no permita que se cumpla por completo y termines descartándolo.

2. Qué te halla estimulado tanto y te sientas tan apasionado por este sueño que durante un periodo indeterminado actúes de manera responsable y comprometida con el fin de materializarlo y atraigas a tu vida las situaciones ideales para que se haga realidad este maravilloso momento.

Lo cual nos lleva a pensar, entonces ¿Cuál es la parte mala de soñar? ¿Porque no hacerlo? RECUERDA Eres tú el único factor determinante para que ese sueño se haga realidad, recuerda que todo lo que piensas lo atraes y cuando es un SUEÑO, eso sí es realmente poderoso. Finalmente por mucho que te falte para cumplir esa súper meta, habrás generado un ambiente creado para hacerlo realidad.

“Si no trabajas para cumplir tus sueños, ALGUIEN TE CONTRATARÁ PARA CUMPLIR LOS SUYOS”
– Steve Jobs

#Influenciapositivamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *