¿QUÉ HACER CUANDO LA RUTINA TE ESTÁ MATANDO?

¿Estas comenzando a pensar que tu trabajo es una carga, llegar a casa es un dolor de cabeza y que los lunes son el asesino de la felicidad?

Pues estas en el lugar indicado, estos “síntomas” son indicadores de que tu rutina te está matando. La razón, bastante simple. No te enfocaste desde un principio en que lo que sea que fueras a hacer te hiciera feliz. Pudo haber sido necesidad, ansiedad o alguna situación de presión la que terminó  poniendote en esta situación. Para tu tranquilidad es algo que tiene solución.

Trabajo: La primer pregunta que deberías hacerte es ¿Este trabajo me da libertad? ¿Puedo ser “rico” si invierto mi tiempo aquí? Si las respuestas son no, con justa causa debe estarte pesando el hecho de estar allí. Nuestra recomendación es que comiences a ver la posibilidad de cambiar de empleo, emprender un proyecto que te apasione o ingresar a algún tipo de negocio de network marketing exitoso, esto claro está, si es lo que te apasiona. El objetivo de nuestra recomendación es que de verdad busques invertir tu tiempo en proyectos que representan ingresos pero más que eso, llenen tu vida de felicidad. No es cuanto ganas, sino como lo haces y que calidad de vida te permite tener.

Relación: Tu vínculo sentimental es algo mucho más profundo que tener a una mera pareja para compartir momentos y experiencias, según los expertos. Tu pareja representa un proveedor inagotable de energía siempre y cuando sepas estimular este tipo de recurso, la recomendación es que juntos realicen cursos o entrenamientos que les permitan conocerse mucho más y adquieran conocimientos de valor, educación financiera y gestión de emociones son las dos áreas principales a trabajar. Conoce a tu pareja y comparte experiencias de valor que siembren la sana comunicación y el crecimiento personal, recuerda son “mis sueños, tus sueños y los nuestros” ¡Así que ve por todo!

Personal: Confronta con honestidad y amor esas áreas de tu vida que no funcionan, aquí recomendamos ser muy transparentes con tu opinión, trata de ir profundo. Eso sí no buscamos que te des golpes de pecho, sino que una vez detectado lo que no funciona, te enfoques en las soluciones, en sanar y en el progreso. Cambios secuenciales y paulatinos. Te hará la tarea mucho más fácil el hecho de haber encontrado una motivación emocional suficientemente poderosa para respaldar cada decisión. Cambia tu dieta, practica un deporte, conoce personas, lee un libro nuevo incluso atrévete a aprender un arte, estas son actividades que te ayudarán a recrear hábitos y generar dopamina pura.

Desde el amor y para la felicidad Alejandro y Bibiana.
#influenciapositivamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *