GESTIÓN DEL TIEMPO: ¿CÓMO MEJORAR TUS HORARIOS Y TU PRODUCTIVIDAD?

tiempo-1

Hay días que tenemos tantas cosas por delante que no sabemos como manejarlas. Suele pasar en muchas ocasiones que con una buena organización, ni siquiera serían tareas tan voluminosas. Si trabajas con un horario impuesto, se trata de ser más productivo en el tiempo que tienes. Si trabajas en el network marketing, un trabajo sin horario establecido, se trata de ser productivo en la menor cantidad de tiempo posible, teniendo así mucho más para abarcar cuanto quieras abarcar y embarcarte en los proyectos que quieras. Por supuesto, teniendo todo el tiempo libre que quieras para dedicárselo a tu familia, tus amigos, o para tus aficiones personales.

Existen varias técnicas y es cuestión de encontrar cual se ajusta mejor a tu manera de trabajar, a tus tareas, o simplemente cual te ayuda a mantenerte activo y motivado. Aquí te presentamos unas pocas y te dejamos decidir cuál será la que solucione tus problemas de organización.

La técnica Pomodoro.
Se llama así por un temporizador de cocina en forma de Tomate que usaba la persona que la ideó.
El truco está en crear periodos cortos de enfoque intenso y reducir así la procrastinación.

  1. Elige una de tus tareas, una que requiere toda la atención.
  2. Pon una alarma para que suene en 25 minutos.
  3. Trabaja en esa tarea de manera ininterrumpida hasta que suene la alarma. Haz una señal en la agenda o en un papel.
  4. Descansa durante 5 minutos.
  5. Pon la alarma para otros 25 minutos y vuelve a marcar cuando acabes. Así llevarás un recuento de cuantos intervalos te lleva hacer una determinada tarea.
  6. Cuando completes cuatro intervalos, tómate un descanso mayor, de 20 o 30 minutos.
  7. Repite hasta que hayas acabado.

Comerse la Rana.
La rana es esa cosa que tenemos pendiente y no nos apetece, nos da pereza, nos parece más difícil o simplemente nos desagrada o nos incomoda. ¡Pero hay que hacerlo!
Es parecido a cuando de pequeño había algo en tu plato que no te gustaba, como las verduras y te lo comías lo primero para poder seguir con el bistec. Pero en vez de verduras, es peor, es una rana.

  1. Haz tu lista de tareas completa.
  2. Identifica tu rana o ranas, y pásala a la primera posición de la lista.
  3. Por las mañanas, primero que nada, cómete la rana.

Getting Things Done.
O GTD, se conoce tal cual en español. Según esta técnica, lo que debemos hacer es poner todas las tareas en un mismo lugar, organizadas por categorías.

  1. Recopila todas tus tareas diarias, mensuales y las de largo plazo.
  2. Analízalas y asegúrate de que las puedes llevar a acabo. Y cómo.
  3. Sepáralas en categorías.
  4. Repásalas constantemente y organiza tus tareas diariamente, semanalmente, etc…

El método ACCIÓN
Se organiza una lista de tareas en estas determinadas “carpetas” o “cubos”:

  1. Pasos de Acción: Tareas específicas que son los elementos ejecutables.
  2. Referencias: Lista de información adicional o recursos que tienes que conseguir antes de llevar a cabo las tareas.
  3. Segundo plano: Cosas que hay que hacer, pero no urgentemente.

Con estos ejemplos que puedes empezar a poner en práctica tendrás un mejor manejo de tu tiempo, conseguirás una mejor productividad y podrás disfrutar de mayor tiempo libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *